Gestación Subrogada

o gestación por sustitución, o vientre de alquiler

Medios de comunicación y redes sociales dan mucho que hablar sobre los famosos que recurren a una técnica para conseguir la maternidad o la paternidad. Estamos hablando de la gestación subrogada.

Sin embargo, la gestión informativa, muchas veces ofrecen una imagen errónea con tal de crear cierto morbo en determinados asuntos. En este caso, la imagen que se ha dado es la de que esta técnica solo está desarrollada para personas con un alto nivel económico o para personas homosexuales. Sin embargo, existe otra realidad.

Sí que es cierto que hablamos de una técnica de reproducción asistida más cara. Por supuesto hablamos de una mujer que se ha ofrecido para gestar el futuro bebé de otra persona, y por el bien del futuro niño debe hacerse lo necesario para que salga sano. Con lo que el bienestar de la mujer gestante precisa de atenciones y servicios médicos que habrá que facilitarle y costear (otro cantar es el mercado y negocio que está generando la gestación subrogada).

Creo que la mujer gestante, que no madre, tiene que ser psicológicamente muy fuerte, con ética y responsabilidad ofrecer su cuerpo de una manera totalmente altruista, ofrecer tu útero no deja de ser un acto de generosidad absoluta hacia una persona o personas con dificultades.

Las personas que recurren a la gestación subrogada, según las estadísticas y al contrario de lo que creen muchas personas, son heterosexuales y, de hecho, actualmente muchas familias de clase media disfrutan de sus hijos gracias a ella.

Entre otras situaciones, tanto personales como clínicas, recurren a esta técnica:

  • Personas que no disponen de útero por algo congénito o algo adquirido. Muchas mujeres no han podido ser madres por culpa de un cáncer.
  • Personas cuyos intentos a través de otras técnicas de reproducción asistida han fallado.
  • Abortos repetidos.
  • Contraindicación médica.
  • Personas solteras o parejas homosexuales, las cuales no pueden gestar por medios naturales, etcétera.
  • Enfermedades genéticas.
  • Unos padres pueden perfectamente recurrir a esta técnica y fecundar a su hijo con su óvulo y/o espermas del padre, de esta manera se aseguran su descendencia con sus genes, y es lo que realmente buscan la mayoría de personas que recurren a este tipo de gestación.

Por supuesto existen movimientos sociales que están en desacuerdo con la gestación subrogada, y son personas que defienden la adopción para aquellas que no pueden tener hijos.

Sin duda, estoy de acuerdo con el proceso de adopción, hay muchos niños que carecen de familia, sin recursos y esperando una oportunidad… o un milagro. Mi humilde opinión es la de permitir que el proceso de adopción sea una necesidad, aunque voluntaria, no obligatoria.

Sin embargo, hay que recordar, que actualmente, la lista de exigencias para poder adoptar es cada vez más larga y los procesos en muchas ocasiones se hacen excesivamente estresantes, todos entendemos perfectamente la necesidad de garantizar la protección y ofrecer todo lo que necesite un niño que posteriormente vaya a ser adoptado, sin embargo, los procesos de selección, la burocracia, las interminables listas de espera, exigencias respecto al patrimonio, nivel de estudios… Hace unos años, un proceso de adopción podía durar entre uno y tres años como mucho, actualmente se dan muchos casos de retrasos de hasta ocho años, sí ocho años, este proceso provoca que muchas familias tiren la toalla y abandonen el proceso.

Lo que realmente me parece indignante, es que, si una mujer ha padecido cáncer, a ésta la descartan como candidata a madre adoptiva!!!!

La cuestión es que, tantas normas y burocracia en muchas ocasiones, no son consecuentes con la realidad, y eso empuja a que muchas personas terminen por tomar caminos distintos con tal de cumplir un sueño.

Publicado por | 2017-08-02T14:45:27+00:00 2 Agosto, 2017|Categorías: Life Style|Tags: , , , |Publica tu comentario

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies