La admirable Masako Wakamiya

“No digas que es imposible, di: no lo he hecho todavía“
(proverbio japonés)

 

Toda mi admiración hacia Masako Wakamiya creadora, entre otras cosas, de  Hinadan, una app dónde se plantea el reto de decorar y colocar en sus respectivas posiciones y niveles las doce muñecas tradicionales que se presentan en el festival Hinatmatsurin que se celebra cada 3 de marzo en Japón.

Quiero compartir con vosotros su historia que me ha dejado maravillada.

Masako es japonesa, tiene 81 años, soltera y sin hijos.  La mayor parte de su vida la pasó trabajando en un banco japonés hasta que a los 60 años le llegó la jubilación, y con el retiro más tiempo para ella. Demasiado tiempo de hecho, se sentía sola y  decidió ocupar su ocio en algo constructivo. Sin apenas  conocimientos de informática contactó, a través de las redes (como no), con un  anónimo que  se ofreció de forma desinteresada a enseñarle cómo  manejarse en las redes sociales, la informática y  la tecnología en general.

Masako descubrió rápidamente  esa  enorme ventana desde la que observar, aprender y comunicarse con  el resto mundo, había descubierto internet. No tardó en unirse a un club de jubilados online, conoció gente e hizo nuevos amigos, estaba absolutamente fascinada con ese mundo nuevo y fue entonces cuando empezó la segunda etapa de su vida.

Puesto que la mayoría de apps  y juegos online están orientados a un público joven (fácilmente perdemos cuando jugamos contra los jóvenes, ya que nuestros movimientos de los dedos no pueden igualar su velocidad), tras obtener la negativa de varios posibles colaboradores a los  que propuso participar en  su proyecto,  decidió  lanzarse al vacío y llevarlo  a cabo por su cuenta y riesgo.

Empezó por escribir sus propios libros de programación (los que encontraba eran demasiado aburridos)  y en un año logró su objetivo, creó una  app destinada a personas mayores  consistente en introducirles de forma sencilla y divertida en las nuevas tecnologías y fomentar entre ellos el uso de las redes sociales, una práctica a la que Masako llama “Active Ageing” o lo que es lo mismo, envejecer activamente, adoptar esta actitud como estilo de vida. Y todo ello ha dado  lugar a la Fundación Mellow Club”. 

A día de hoy sigue con manteniendo una enorme actividad en las redes, edita un blog donde comparte tutoriales sobre “cómo hacer arte con Excel”, y describe sus viajes por el Mediterráneo, Nueva Zelanda ….

No tienes que ser un profesional, si tienes creatividad, y  una mente juguetona puedes crear “, y la suya lo es, está en permanente ebullición ideando y dando forma a aplicaciones para promover las relaciones sociales, especialmente entre persona de edad avanzada, aunque reconoce que sus conocimientos tecnológicos siguen siendo limitados y eso frena su capacidad creativa. 

Me parece maravilloso y digno de admiración que haya gente en  el mundo como Masako, capaz de mantener ese espíritu de superación, esas ganas de aprender y reciclarse para seguir disfrutando de la vida con ilusión y , además, compartirlo con los demás.

Felicidades Masako, tu sí que tienes arte!!

 

hinadan_asunbelda.com

hinatmatsurin_asunbelda.com

Publicado por | 2017-07-19T13:56:49+00:00 24 Marzo, 2017|Categorías: Más cosas que contar|Tags: , , , , |Publica tu comentario

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies