La importancia del feminismo según Chimamanda

Chimamanda Ngozi Adichie

El pasado cuatro de octubre tuve el privilegio de asistir a una charla/conferencia en el CCCB impartida por Chimamanda Ngozi Adichie, una mujer Nigeriana nacida en 1977, acordaros de ella porque dejará huella como escritora feminista, sin pelos en la lengua, en las próximas décadas.

Para qué andarse con tonterías, aquí estamos de paso y deberíamos hacer lo que nos diera la santa gana, siempre con respeto, honestidad y benevolencia. Esta novelista creció entre libros, y con absoluta libertad de pensamiento, su padre era profesor de estadística y su madre secretaria de admisiones en la Universidad Nigeriana. Con 7 años ya escribía cuentos y con 26 sacó a la venta su primera novela “La flor púrpura” y posteriormente Medio sol amarillo, las dos basadas en su lugar natal, Nigeria.

Chimamanda habla sin tapujos y no suele dejarse influenciar por posibles comentarios negativos de algunos lectores. Según ella, dejarse llevar por lo que creen que debería haber sido, sería perder su esencia, algo que aprecia hasta el límite y que no cambiará jamás. Tenaz, pero con las ideas bien claras. En sus libros habla sobre historias relacionadas con la vida de su tierra, mujeres inmigrantes y africanas.

Aún, por desgracia, existen personas que creen que, por el hecho de ser una mujer negra, no puedes llevar una camisa marcando tus pechos y unos tacones, porque automáticamente te tachan de prostituta. Sin embargo, un hombre puede ir marcando musculitos y no pasa nada.

Al final la mujer termina siendo solo un cuerpo que tiene que cubrir para no provocar.

………………………………….

El ROL de Chimamanda siempre ha sido defender la posición de la mujer y luchar contra la discriminación sexual, cosa que puede apreciarse en todas sus novelas. De hecho, el lema de esta mujer, “Todos deberíamos ser feministas, ha sido motivo de inspiración para Beyoncé en su canción “Flawless” y fue impreso en camisetas de Dior. Os recomiendo, encarecidamente que lo leáis.

En algunos países ya empieza a ser lectura obligada en los colegios, y de hecho debería serlo en todos los centros de educación, tanto para estudiantes como para profesores.

Una mujer puede pintarse los labios y llevar tacones porque le gusta sentirse guapa, y nadie tiene derecho a etiquetarla de algo que no es.

En su país natal no se concibe una mujer sin hijos y que ésta participe en ciertos acontecimientos. Desde que recuerda ha sido feminista y ejerce, sin embargo, tristemente recuerda que no podía expresarlo. Cuando viajó a los E.E.U.U. para seguir estudiando, descubrió que el estereotipo que tenían sobre los africanos, nada tenía que ver con lo que ella había palpado y el lugar donde había crecido. Sus compañeras de universidad no tenían ni idea de que el inglés fuese el idioma oficial de su país y pensaban que la música (o sonidos) que escuchaba era la típica de las películas de aventuras (el tambor de axila o el cuerno de marfil, por ejemplo), mientras que ella escuchaba Mariah Carey.

Tampoco niega que no hubiese parte de verdad, por supuesto están las guerras, el racismo y los abusos sexuales, sin embargo, según ella, la información que tiene el mundo sobre su país es incompleta.

Su paso por Barcelona ha supuesto una revolución en la ciudad condal. Su visita ha sido todo un honor y las entrevistas facilitadas a los medios de comunicación han supuesto el descubrimiento de una mujer que, a pesar de ser estricta con sus ideologías, hemos descubierto a una persona con gran sentido del humor, pura sonrisa, madre y esposa.

Sabemos que los hombre y mujeres somos biológicamente diferentes, el problema está en la sociedad ya que ésta exagera demasiado las diferencias. Chimamanda se reafirma ante ciertas costumbres en la sociedad que los españoles creen tener vencidas, se ha demostrado que el problema machista sigue en activo y desgraciadamente, también en edades cada vez más jóvenes. Que hacemos incorrectamente que vamos hacia atrás ?

Chimamanda Ngozi Adichie como narradora enamora desde la primera frases de la novela. El lenguaje que utiliza nada tiene que ver con las teorías académicas, ella escribe según siente y desde las experiencias vividas de otras personas. Aunque las tiene en cuenta porque no descarta que dichas teorías ayudan a entender ciertos aspectos.

Nunca trabaja con ideas pulidas, empieza por una vaga idea que va creciendo hasta conseguir una novela. Sus personajes son siempre sorprendentes y huye del aburrimiento. Actualmente su vida está entre Nigeria y E.E.U.U. con lo que se considera medio africana y medio americana.

Me quedo deseando volver a tenerla muy pronto por aquí.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies