La Prenda Estrella del Verano

el Vestido

Me gusta sentarme en una terraza cuando llega el buen tiempo, y observar. Observar a la gente, imaginar sus historias, tomar un café,  revisar estilos y comentarlos si el café lo tomo en compañía, sacar ideas y recordar que tengo una prenda similar en algún cajón….  no es difícil apreciar que en esta primavera destacan los vestidos.

〈Perdonadme si digo que sigo observando y me horrorizan los tangas asomados al mundo, los shorts que no dejan nada a la imaginación, los fosforitos estridentes, las chanclas -que no las palas con abalorios de este verano, que tienen su momento- que han salido de la playa para inundar hasta los museos, y tantos despropósitos que se han vuelto habituales en nuestras calles.〉

Los vestidos triunfan entre las urbanitas, que necesitan salir cada día a trabajar, muchas horas, muy cómodas pero con imagen, es tan femenino, versátil y cómodo que es difícil encontrarle alguna pega, y lo mejor de todo, quizá, es que ninguna edad se le puede resistir, aunque empezamos a darnos cuenta de cuánto lo apreciamos cuando ya hemos cumplido los treinta. A partir de los cuarenta ya hemos aprendido a jugar con él, a combinarlo con distintos complementos para que el mismo modelo se adapte a cada momento. Y en adelante ya se ha convertido en un imprescindible en nuestro vestidor.

Obviamente cada una debe ir como más le apetezca y como se sienta más cómoda, tú mejor que nadie conoce tu estilo, pero tenemos claro que no todos los vestidos son adecuados para el día a día, los camiseros son una gran opción, busca modelos que no sean muy cortos. Con un cinturón de cuero, marcando un poco la cintura, le puedes dar un aire diferente al vestido, o bien con un pañuelo….. pañuelo, que también puedes utilizar para recoger tu pelo emulando a Brigitte Bardot de los años 60, usa o abusa de complementos con muchos colores, collares, pulseras o brazaletes para darle un aire más veraniego.   

El estilo largo boho para las mañanas, ajustado y corto para las noches, y no olvides el vestido lencero, que se instala otro verano para convertirse en un buen fondo de armario. Escotado, cruzado, con cinturón o suelto, plisado o recto…, el que más te favorezca.

Llegan con fuerza los aires marineros de los vestidos con rayas siempre favorecedoras, los lazos en la espalda o en la cintura consiguen aportar un plus de feminidad, los colores cálidos, como el amarillo o el naranja te darán frescura, y el siempre básico rojo que puedes reservar para las fiestas nocturnas. Si te apetece un toque hippie o necesitas un alivio para tu silueta elige uno largo, ligero, fluido y con un delicado estampado floral, y si necesitas el rigor ejecutivo, las líneas rectas y el binomio blanco_negro jamás te fallarán, y, para las tan ansiadas vacaciones no olvides en tu maleta un vestido con volantes: en los hombros, en la cintura, en el bajo, en las mangas en el escote…..

               

Sea cual sea tu estilo, busca tu vestido para este verano, seguro que hay uno para ti.
“Más Cosas Que Contar”

Publicado por | 2017-07-19T13:26:07+00:00 9 Junio, 2017|Categorías: Life Style|Tags: , , , |Publica tu comentario

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies