Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/32/d636635054/htdocs/asunbelda/wp-content/plugins/revslider/includes/operations.class.php on line 2734

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/32/d636635054/htdocs/asunbelda/wp-content/plugins/revslider/includes/operations.class.php on line 2738

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/32/d636635054/htdocs/asunbelda/wp-content/plugins/revslider/includes/output.class.php on line 3679
Los OJOS son el punto donde se mezclan ALMA y CUERPO - Asunbelda.com

Los OJOS son el punto donde se mezclan ALMA y CUERPO

«Friedrich Hebbel«

Libros, fotografías y muchos recuerdos de sus viajes es lo que decora el salón de la Dra. Elena Barraquer. Aparece sonriente, extremadamente atenta, con un aire de cordialidad que facilita la conversación. Después de tantas charlas y entrevistas es consciente que ésta también la iniciamos recordando a su padre, el Doctor Joaquín Barraquer, un hombre muy carismático. Para mí, únicamente era mi padre, no lo puedo comparar con ningún otro, era un padre que adoraba a sus hijos. Somos tres hermanos, dos oftalmólogos y una pintora, la artista de la familia. Mi hermano no tuvo más remedio que estudiar medicina, en cambio Elena siempre supo que quería ser oftalmóloga.

Una vez acabados sus estudios de medicina en Barcelona decidió cruzar el Atlántico y explorar una sociedad tan dinámica y diferente como la norteamericana: “Me fui a EEUU por pura aventura. Empecé con investigación, cosa que no repetiría porque era investigación básica de laboratorio y yo soy mucho más práctica, más clínica. Fue una experiencia personal increíble y me abrió muchas puertas, pero ese no era mi camino. Tampoco acabó de adaptarse, nosotros somos más pillos, mediterráneos…… allí serían incapaces de copiar el examen de otra persona, tienen aquel honor y dignidad anglosajón que está muy bien… (sonrie, sonrie) pero a nosotros nos sale la picaresca mediterránea…”

Defiende a capa y espada la calidad de la oftalmología española, aquí se investiga mucho. Nosotros mismos, en la Fundación, tenemos un gran laboratorio de investigación. Aun así creo que realizar un master en el extranjero es una experiencia que te aporta un enriquecimiento personal y una visión diferente de la oftalmología y de tu propio  país.

Siendo vital la investigación, Elena tiene muy claro la finalidad y los objetivos de la Fundación: que la oftalmología sea universal, que llegue a todo el mundo, fomentar la donación de ojos para favorecer la existencia de bancos de ojos. Si una piensa de manera muy práctica llega a la conclusión de que resolver una ceguera evitable por medio de una operación de cataratas a cien personas, tiene que ser una prioridad. Sin embargo, la investigación a largo plazo también pueda evitar esta ceguera. Nuestro primer objetivo es operar al mayor número de personas. Cree firmemente que es precisamente ésta, la labor más importante y a través de la que consiguen, de forma casi inmediata, mejorar la calidad de vida de tantas personas necesitadas, y para poder seguir con esta tarea, ha decidido ramificar su vía de actuación creando la Fundación Elena Barraquer, todas las gestiones están en marcha en un par de meses está que en un par de meses estará organizada.

El año 2015 la Cátedra de investigación implantó un microchip, un ojo biónico, que la Fundación financió. Una de las cosas buenas que tiene la fundación es que crece al ritmo de sus necesidades, no les interesa un crecimiento muy exponencial en tema de fondos si, por el contrario, no pueden ser capaces de justificar ante sus donantes donde van esos fondos. Lo que procura la Fundación es ir creciendo con cabeza, a través del trabajo que hacemos día  adía  y con criterio profesional. No puedes recibir de un día para otro tres millones euros sin más… Primero tengo que saber si voy a ser capaz de dar salida a esos tres millones. Lo más importante para Elena y para la Fundación es que la gente crea en su proyecto, cuando tienen una necesidad, una idea o bien descubren un potencial de crecimiento, una rama de investigación, una ayuda o formación, buscan el donante que mejor se adapte a esa necesidad en concreto, sus donantes o socios colaboran con sentido y lógica.

Le pido que me explique cómo se organiza una expedición, aunque estas se iniciaron en el año 2004 sigue emocionándose como si relatara la primera aventura, vamos al grano: Tienen una duración de una semana y cuento con un equipo muy válido; me acompañan varias instrumentistas de la clínica y ellas son las que preparan todo,  una de ellas es la coordinadora y se encarga de hacer inventario, de la logística, etc… Todo el personal es voluntario, gente muy preparada y muy reconocida. Realizamos cincuenta intervenciones al día durante cinco días que están dedicados exclusivamente a la cirugía,  el resto de tiempo es para montar y desmontar quirófano. Nos basamos en el rigor científico y en una enorme responsabilidad cívica y cultural,  tenemos la enorme suerte de que existe mucha donación de ojos. 

Un ejemplo para conocer el alcance de este proyecto. Hace unos meses en Senegal realizaron 247 intervenciones y cuando la expedición se despide todos los pacientes tienen el alta médica. No obstante, siempre hay un equipo local al que pueden regresar al cabo de dos semanas para hacerse una revisión. El equipo de estos países lo forman oftalmólogos residentes o técnicos especializados. En la Fundación también forman a su propio personal, pero lamentablemente no siempre pueden aplicar esta formación ya que cuando llegan a su país, se encuentran sin medios y  sin recursos económicos. Generalmente son países con gobiernos muy corruptos y una intervención de cataratas, con las técnicas de hoy, supone un coste importante. En otras zonas la problemática cambia, lo que más precisan es materia prima. Por ejemplo, en Mozambique, expedición programada para Mayo, 2017, cuenta con oftalmólogos que operan sin problemas de infraestructura pues, en este caso, la Fundación les aporta material, y no sólo quirúrgico, también disponen de gafas para lectura, 40.000 unidades donadas por Óptica China de Badalona  y gafas de sol, donadas por Safio y Pegaso.

El pasado Enero, Elena Barraquer recibió Premio Codespa en la categoría de Pyme Solidaria por su lucha contra la ceguera en España y en países en vía de desarrollo. El rey Felipe VI le hizo entrega del galardón, que ella dedicó a su padre en un emotivo discurso. A título individual, ha sido nombrada entre las top 100 mujeres líderes. Estos premios y éxitos no han cambiado en nada su labor profesional y personal, no soy de esas que se lo creen mucho, le doy la importancia que tiene; los agradezco enormemente y sirven para promover y organizar eventos, para dar a conocer la fundación.

Lo que más me sorprende, al oírla hablar de esta ingente labor, es una vez más su gran calidad humana, encontrar a una mujer amante de las cosas sencillas: “Me gusta pasear cada día con mi perra, me gusta el aire de Collserola y la playa, me encanta el cine, en casa o fuera, veo todo tipo de películas, últimamente he visto algunas de animación muy recomendables…

Sus últimas palabras despiertan mi admiración: “Asun, ya tengo una edad y sé que dentro de unos años no podré llevar el mismo ritmo: no quiero que la acción que desarrolla la fundación acabe conmigo, deseo que siga. Necesito gente que le guste viajar, que le motive la aventura, me gustaría ser capaz de entusiasmar a un número importante de oftalmólogos jóvenes o de mediana edad.”

Sin duda, Elena, esa sería una gran aportación a un proyecto digno de todos los elogios.

Un placer conocerte y  ¡hasta pronto!

fotografía de cabecera realizada por  Pere Larrègula

Deja tu comentario